viernes, 29 de septiembre de 2006
Inventario Juvenil 75.
Inventario Juvenil

alfredogodinez_periodicaliteratura@hotmail.com
Alfredo Godínez

El 4 de Revuelta estuvo en la BUAP.

La Revuelta ahora fue en el Colegio de Lingüística y literatura Hispánica de la Facultad de Filosofía y Letras de la BUAP. En el acto tomaron parte, Germán Montalvo, diseñador gráfico editorial de la Revuelta; Miguel Maldonado, jefe de redacción de la Revuelta; así como Alejandra Hernández Márquez y Verónica Xochipiltécatl Hernández, estudiantes de la licenciatura de Lingüística y Literatura Hispánica de la BUAP; la moderación del evento corrió a cargo de Natalia Escalante Conde, estudiante de la licenciatura de Antropología de la BUAP. Este número tiene como temas el 11-S donde se ven textos de Carmen Boullosa, Pablo Raphael y una entrevista a Žižek; mientras que Volpi, Urroz, Estivill, Regalado, Paredes, Albarrán, Pereira y Sigg hacen una reflexión y a la vez un homenaje a la Generación de Casa del Lago. Además de contar con columnas relacionadas con temas como Gastronomía, Cine, Moda, Artes Visuales y Literatura. Sin olvidarnos de su espacio para poemas y reseñas.

El Almuerzo al desnudo, vuelve.

La revista que nació años atrás en el Collhi vuelve después de un periodo largo de ayuno sufrido por los lectores de dicha revista. Se presentará este jueves 14 de septiembre en el bar Utopía en punto de las 7 de la tarde.
La invitación está hecha.

Zapata vivo de nuevo.

El miércoles de la semana pasada en punto de las siete de la noche en el Salón La Concepción del Hotel Camino Real del centro histórico, la Puebla de los Ángeles fue tomada nuevamente por Zapata y sus nuevos compañeros de armas: Ignacio Padilla, Jaime Mesa y Juan Gerardo Sanpedro, quienes acompañados del comandante del pelotón de fusilamiento: Pedro Ángel Palou, vinieron para traernos la voz de un Zapata nunca antes explorado. El recopilador de varios fragmentos de la vida del Atila del Sur fue Pedro, mientras que Ignacio, Jaime y Sampe se encargaron de interpretar el mensaje dado por el comandante Palou. Todos ellos dieron su propia interpretación sobre Zapata salida de sus bocas como las balas disparadas por rifles dispuestas a matar a todo aquel ignorante de la necesidad del indígena mexicano, que sólo ha buscado recuperar el cacho de tierra que les ha sido arrebatado desde tiempos inmemoriales, sólo quieren sembrar.
Zapata no fue entendido, por eso tomó la vida de Pedro para volvernos a recordar la razón de su lucha y desmentir toda falsedad que los enemigos del pueblo mexicano nos han hecho creer a lo largo de los años. Palou deja en claro que Zapata jamás dijo: Tierra y Libertad, pero sí Justicia y Ley. Y dio a entender que la Tierra es de quién la trabaja no de quién la posee.
En fin, una novela sumamente enorme donde Palou demuestra una vez más su madurez literaria y su prolífica capacidad de tomar por un rato la vida de distintos personajes. Donde no hay espacio para la ficción. Es una realidad novelada que puede provocar: terror, miedo, desconcierto, sorpresa y tal vez compasión y lastima.
Zapata murió solo. No había gente capaz de entenderlo. Tantito por su cerrazón y timidez, pero también por la falta de visión del otrora. Esta lectura nueva que me da Palou sobre Zapata, me viene a recordar al “Che” Guevara, ambos hasta la fecha son unos íconos vigentes, sus peleas de cierta forma eran parecidas por no decir iguales: dignidad del indígena mexicano en el caso del primero y dignidad del latino en el caso del otro, pero también buscaban cambiar las instituciones, darle voz a los que siempre han permanecido en el olvido y una igualdad en la sociedad donde la diferencia entre educación y nivel económico no fuera tan abismal en el peor de los casos o inexistente. Ambos en cierta forma odiaban ocupar algún cargo en el gobierno, no les gustaba la política burocrática, preferían el campo de batalla: a veces eran con armas y otras a través del discurso ya escrito, ya hablado. Y por último, siempre eran perseguidos por las fuerzas nacionales del gobierno en turno, nadie pudo atraparlos, si no hasta que ellos sintieron que ya era hora. Sabían que tarde o temprano iban a morir ya por la vía natural, ya por la vía de la pelea por los ideales, escogieron la segunda, no para ser héroes, más bien en pro de una coherencia con sus sentimientos, pensamientos, por amor propio. Y esta novela me dolió por mi admiración al “Che” Guevara, pero también por una revaloración de un personaje no tan apreciado –ello no demerita los estudios vertidos alrededor de él y demás parafernalia que engloba a dicho personaje-, pero precisamente es eso la diferencia entre lo ya dicho y lo ahora escrito por Pedro, nadie lo había abordado de tal forma. Es mas, nadie se preocupo por el humano que fue, es y era Zapata. Me calo probablemente por la soledad que últimamente he estado sintiendo y me identifique con Zapata. También por los tiempos políticos en los que se encuentra México. Las peleas por encima se dirían ya no son las mismas, pero en el fondo el arrastre histórico de los problemas no resueltos o abordados a medias siguen pesando aún, a casi ya 100 años de distancia. Ambos se dejaron morir físicamente y murieron antes de llegar a los 40 años de edad. Mentalmente ya habían muerto cuando perdieron a sus allegados en la pelea, a familiares y demás. Cuando se dieron cuenta que todo ello era una batalla interminable, se trataba de matar al monstruo de las mil cabezas y que en el camino probablemente se convirtieron también en asesinos, matando a todo aquello que oliera a enemigo. Pero héroes, mártires, asesinos o simples guerrilleros, habrá que estarles agradecidos por hacer suya una lucha y responsabilidad que no les pertenecían y poner el dedo en la yaga. Abrirla. Mostrarla. Evidenciarla.
¿Ahora quién será el valiente que se atreverá a curarlas para buscar su pronta cicatrización?

Inventario Sentimental

El 13 de septiembre salió a la venta No será la tierra, la nueva novela de Jorge Volpi. Así reza la reseña dada por la Editorial Alfaguara:

En el vértigo de la historia, tres mujeres entrecruzan sus destinos. La bióloga soviética Irina Gránina contempla el derrumbe del comunismo y, con él, la rebeldía de su hija Oksana, primera víctima del triunfo del capitalismo. En el otro extremo del mundo, Jennifer Moore, funcionaria del Fondo Monetario Internacional, lucha con su ambicioso marido y con su hermana Allison, su exacto reverso, activista contra la globalización. Por último, Éva Halász, genio de la informática, se empeña en descubrir los secretos de la inteligencia, siempre torturada por sus cambios de ánimo y sus múltiples y cada vez más celosos amantes.
No será la Tierra narra las grandes transformaciones de nuestro tiempo: la caída del Muro de Berlín, el golpe de Estado contra Gorbachov y el ascenso de Yeltsin, la guerra bacteriológica y el Proyecto Genoma Humano. Relato científico, fábula detectivesca, suma de géneros, esta novela de Jorge Volpi es una fascinante exploración de la avaricia que mueve al ser humano a la vez que un despiadado examen de la pasión y el egoísmo que dominan a nuestra especie.


Comentarios en http://alfredogodinezycia.blogspot.com
 
posted by Alfredo Godínez at 00:08 | Permalink |


0 Comments:


La Fuga re-inventada(inventario-juvenil.blogspot.com) 2005-2008. Creado por Pingtajo (Alfredo G.) desde Puebla de los Ángeles, los camotes, los borrachitos, el mole poblano y los preciosos con coñac también.